Gran éxito de Santiago Serrate en el Teatro de la Maestranza con La fille du régiment
Miércoles, 29/11/2017

El director de orquesta Santiago Serrate ha recibido una cálida acogida en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, donde abarca la dirección musical de la ópera La fille du régiment, de Donizzetti. La labor de Serrate al frente de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y junto a destacadas voces del panorama nacional e internacional –como la soprano sudafricana Pretty Yende, en su debut en España -, ha recibido el aplauso unánime de público y medios tras el estreno de la producción.

La prensa local destaca de la dirección de Serrate su “pleno conocimiento del estilo, respetando el equilibrio entre voces y orquesta”, moviendo la partitura “con agilidad, en plena sintonía con la dirección escénica” (El Correo). El Diario de Sevilla subrayaba la “concepción transparente y colorida del tejido orquestal, otorgando el brillo a los timbres instrumentales necesarios en cada pasaje sin forzar el fraseo, siempre fluido y lleno de brío y ritmo en los pasajes animados” y haciendo énfasis en el equilibrio entre foso y escena: “fue simplemente perfecto”.

Los medios generalistas ensalzan “el temperamento y tensión que el maestro Santiago Serrate irradiaba desde el foso con una orquesta de claro sonido, manifiesta musicalidad y determinante impulso rítmico” (El mundo). El diario ABC hace énfasis el trabajo de Serrate, que “sacó mucho de la orquesta”, e insiste la “limpieza a veces mozartiana” y la “riqueza colorística”.

Los blogs especializados también se hacen eco de la labor de Serrate, quien “defendió la partitura con abundante jovialidad, acertando en el tono a veces marcial, otras lírico e incluso pastoral de la música, enriqueciendo las aportaciones del elenco vocal y potenciando las aptitudes de la orquesta” (Juan José Roldán/Pantalla Sonora). En esta producción, Santiago Serrate “ha demostrado no solo capacidad para que la Sinfónica de Sevilla suene redonda y bien ajustada, sino también gran atención a los cantantes y, sobre todo, buena sensibilidad para delectación melódica” (Fernando López).